Javier Sagardoy Muniesa
C/ Joaquín Costa, 2, 5º Izda. • 50001 Zaragoza
Tfno.: 976 468 808 - 976 225 805
Mail: jsagardoy@ejaso.com

jubilación tipologia: JUBILACIÓN CON COEFICIENTES REDUCTORES

Puede accederse a la jubilación anticipada por aplicación de coeficientes reductores de edad, de tal forma que la edad de jubilación se rebaja, para quienes desempeñen o hayan desempeñado actividades peligrosas, penosas o insalubres, acusen elevados índices de mortandad o morbilidad, según dispone el art. 206 del TRLGSS.

Las actividades laborales que den lugar a la aplicación de coeficientes reductores o a la anticipación de la edad de jubilación por darse especiales circunstancias de penosidad, peligrosidad, insalubridad o toxicidad en su desarrollo deberán ser declaradas a través del procedimiento previsto en los arts. 10 y siguientes del RD 1698/2011, de 18 de noviembre, si bien, quedan excluidas del mismo los colectivos que ya los tuvieran reconocido, sin perjuicio de que les resulte aplicable cuando se pretenda su modificación.

- Para las actividades que estén sometidas a un excepcional índice de penosidad peligrosidad, insalubridad o toxicidad, la edad de jubilación puede ser rebajada indirectamente mediante el establecimiento de coeficientes reductores, un mecanismo que en estos casos sirve para crear la ficción de que el interesado alcanza la edad de jubilación cuando en realidad tiene una edad menor; se “bonifica” o incrementa artificialmente la edad del interesado para procurar su retiro anticipado del trabajo pero por la vía ordinaria de jubilación. En estos casos, a diferencia de la jubilación anticipada, la cuantía de la pensión no sufre reducciones: se calcula y percibe como si realmente se tuvieran cumplidos los 65 años y el tiempo que resulte efectivamente reducida la edad de jubilación se computa como cotizado para determinar el porcentaje aplicable a la base reguladora de la pensión. No obstante, cuando la jubilación afecte a trabajadores en régimen de pluriactividad, siendo una de las actividades realizadas no bonificadas, los coeficientes reductores sólo se aplicarán para reconocer otra pensión de jubilación en el régimen de la actividad bonificada, en lo que se refiere a la edad de jubilación.

- Para las actividades que resultan especialmente penosas por requerir esfuerzos físicos o psíquicos en su desarrollo, la edad de jubilación se anticipa por el establecimiento de una edad mínima de acceso a la jubilación, inferior, por tanto, a la fijada para la jubilación ordinaria. En este caso el tiempo que resulte efectivamente reducida la edad de jubilación se computa como cotizado exclusivamente para determinar el porcentaje aplicable a la base reguladora de la pensión siempre que se haya permanecido en alta en la escala, categoría o especialidad, hasta la fecha del hecho causante de la pensión, o percibiendo la prestación por desempleo o por cese de actividad en los dos años o en los doce meses anteriores al momento de causar el derecho. Estos beneficios se mantienen para quienes habiendo alcanzado la edad mínima de jubilación por el desarrollo de actividades penosas, tóxicas, peligrosas o insalubres, cesen en dicha actividad pero permanezcan en alta por realizar una actividad laboral diferente, cualquiera que sea el régimen en el que estén en cuadrados.

Si bien ha de tenerse en cuenta que: 

a) se exige que los trabajadores hayan realizado un tiempo de trabajo efectivo en dichas actividades equivalente al período mínimo de cotización exigido para acceder a la jubilación, sin que pueda ser superior a quince años y

b) que los coeficientes reductores no pueden dar ocasión a que el interesado acceda a la jubilación con una edad inferior a 52 años, y tampoco son tenidos en cuenta para acceder a otros posibles beneficios ligados a la jubilación, como la jubilación parcial, la jubilación anticipada o la aplicación de porcentajes superiores para el cálculo de la pensión en el supuesto de jubilación a una edad superior a 65 años.

Para el cómputo de tiempo efectivo se descuentan todas las faltas al trabajo excepto: 

a) las causadas por incapacidad temporal derivada de cualquier contingencia; 

b) las suspensiones del contrato por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento de menores, riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural; y 

c) los permisos y licencias retribuidos disfrutados al amparo de normas o convenios

Pueden acceder a dichos coeficientes reductores de la edad de jubilación en la actualidad los siguientes grupos profesionales o sociales: 

A) Trabajadores ferroviarios; 

B) Trabajadores de la minería no incluidos en el Régimen Especial de la Minería del Carbón; 

C) Personal de vuelo de trabajos aéreos; 

D) Trabajadores con discapacidad  (trabajadores discapacitados que acrediten un grado importante de discapacidad, igual o superior al 65%, o un grado inferior, igual o superior al 45%, siempre que en este último caso, se trata de discapacidades reglamentariamente determinadas en los que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida); 

E) Bomberos; 

F) Miembros del cuerpo de la Ertzaintza;


CASO ESPECIFICO DE LOS TRABAJADORES DISCAPACITADOS: Pueden acceder a dichos coeficientes reductores de la edad de jubilación los trabajadores con discapacidad  que acrediten un grado importante de discapacidad, (igual o superior al 65%), o un grado inferior (igual o superior al 45%) siempre que en este último caso, se trata de discapacidades reglamentariamente determinadas en los que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida.

1.- Trabajadores discapacitados que acrediten un grado importante de discapacidad (igual o superior al 65%). La reducción ordinaria de jubilación será aplicable a todos los trabajadores por cuenta ajena, que acrediten un grado igual o superior al 65 por ciento de minusvalía, aplicándose un coeficiente reductor por edad aplicable que dependerá del grado de minusvalía acreditado durante el período efectivo de trabajo, así el coeficiente del 0,25% se aplicará cuando el grado acreditado sea del 65% y el coeficiente del 0,50% cuando se acredite un grado igual o superior al 65% y, además, necesite el concurso de una tercera persona para la realización de los actos esenciales de la vida ordinariaPara el cómputo del tiempo efectivamente trabajado con el grado de minusvalía exigido, se excluirán todas las faltas al trabajo, excepto las bajas médicas motivadas por contingencias comunes o profesionales, las causadas por la suspensión del contrato por maternidad, adopción, acogimiento y riesgo durante el embarazo y las licencias, permisos u otras ausencias retribuidas, autorizadas por las disposiciones legales, y para calcular el importe de la pensión de jubilación, el período de tiempo en que resulte reducida la edad ordinarias se computará como cotizado al exclusivo efecto de determinar el porcentaje aplicable.

2.- Trabajadores discapacitados que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 45%, cuando se trate de discapacidades reglamentariamente determinadas en los que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida. La anticipación de la jubilación de estos trabajadores viene regulada en el RD 1851/2009 de 4 de diciembre, vigente a partir del 1 de enero de 2010, Si bien  si también se encuentran incluidos en el ámbito de aplicación del  RD 1539/2003, de 5 de diciembre (discapacidad igual o superior al 65%) podrán optar por la aplicación de la norma más favorable. Siendo de aplicación tanto a los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia, incluidos en cualquiera de los regímenes de la seguridad social, que acrediten haber trabajado a lo largo de su vida laboral un tiempo efectivo equivalente, al menos, al período mínimo de cotización exigible para acceder a la jubilación (quince años) y tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 45% y padezcan alguna de las siguientes discapacidades: a) Discapacidad intelectual; b) Parálisis cerebral; c) Anomalías genéticas (Síndrome de Down; Síndrome de Prader Willi; Síndrome X frágil; Osteogénesis imperfecta; Acondroplasia; Fibrosis Quística; Enfermedad de Wilson).; d) Trastornos del espectro autista.; e) Anomalías congénitas secundarias a Talidomida.; f) Secuelas de polio o síndrome Postpolio.; g) Daño cerebral (adquirido), por traumatismo craneoencefálico o por secuelas de tumores del SNC, infecciones o intoxicaciones.; h) Enfermedad mental (Esquizofrenia; Trastorno bipolar); i) Enfermedad neurológica (Esclerosis Lateral Amiotrófica; Esclerosis múltiple; Leucodistrofias; Síndrome de Tourette; Lesión medular traumática). En este segundo supuesto, debido a la menor esperanza de vida, no se han establecido coeficientes de reducción de edad, sino se ha establecido una edad fija, para la jubilación y fijada en los 56 años. Para acceder a la jubilación es condición indispensable hallarse en alta o situación asimilada a la de alta en la fecha del hecho causante.

Para el cómputo del tiempo efectivo trabajado se descontarán todas las ausencias al trabajo, excepto las siguientes: 

a) Las que tengan por motivo la baja médica por enfermedad común o profesional, o accidente, sea o no de trabajo; 

b) Las que tengan por motivo la suspensión del contrato de trabajo por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural; 

c) Las ausencias del trabajo con derecho a retribución. 

Para calcular el importe de la pensión de jubilación, el período de tiempo en que resulte reducida la edad ordinaria se computará como cotizado al exclusivo efecto de determinar el porcentaje aplicable a la correspondiente base reguladora.


Ir a PAGINA INICIAL