Javier Sagardoy Muniesa
C/ Joaquín Costa, 2, 5º Izda. • 50001 Zaragoza
Tfno.: 976 468 808 - 976 225 805
Mail: jsagardoy@ejaso.com

INFORMACIÓN: Trabajo a tiempo parcial y prestaciones seguridad social

Las reglas específicas relativas a la acción protectora de la Seguridad Social aplicables a los trabajadores a tiempo parcial se contemplan en los arts. 245 a 249 del TRLGSS.

a) Conforme a las reglas especificas, los períodos de cotización necesarios para causar derecho a las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, incapacidad temporal, maternidad y paternidad, se acreditarán aplicando las siguientes reglas:

1.- En primer lugar se contabilizan los distintos períodos en los que el trabajador haya permanecido en alta con un contrato a tiempo parcial, al margen de la duración de la jornada realizada en cada uno de ellos. Para obtener el número de días que se consideran efectivamente cotizados, a cada uno de estos períodos se aplicará el coeficiente de parcialidad, que viene determinado por el porcentaje de la jornada realizada a tiempo parcial respecto de la realizada por un trabajador a tiempo completo comparable. Al número de días obtenido se le suman, en su caso, los días cotizados a tiempo completo, siendo el resultado el total de días de cotización acreditados computable para el acceso a las prestaciones.

2.- Posteriormente se calcula el coeficiente global de parcialidad, que viene a representar el total de días de cotización acreditados (obtenidos en el paso anterior) sobre el total de días en alta a lo largo de toda la vida laboral del trabajador. Si bien ha de tenerse en cuenta que para la incapacidad temporal, el cálculo de este coeficiente se realiza sobre los últimos cinco años y para maternidad y paternidad sobre los últimos siete años o, en su caso, sobre toda la vida laboral del trabajador.

3.- El período mínimo de cotización exigido para cada una de las prestaciones económicas que lo tengan establecido se obtiene de aplicar al período establecido con el coeficiente global de parcialidad.

En los supuestos en los que se exija además el cumplimiento de un período específico de cotización (que parte o la totalidad del período exigido esté comprendido en un determinado período de tiempo) el coeficiente global de parcialidad se aplicará para fijar este período específico, siendo el espacio temporal en el que deba estar comprendido, el establecido con carácter general para la prestación de que se trate.

En relación al desempleo, para determinar el período de ocupación cotizada, cada día trabajado se computa como día cotizado cualquiera que haya sido la duración de la jornada y este mismo cálculo procede para determinar la duración de la prestación, es decir, independientemente de la reducción de la jornada efectuada, se tienen en cuenta los días. En los supuestos de trabajo a tiempo parcial concentrado en períodos inferiores a los del alta, para determinar la duración de la prestación sólo ha de tenerse en cuenta el tiempo de trabajo efectivamente trabajado aunque el alta y la cotización por esta contingencia se mantengan todo el año.

En la prestación por cuidado de menores afectados de cáncer u otras enfermedades graves, el periodo de tiempo inmediatamente anterior al hecho causante que actúa como periodo de cómputo para acreditar una cotización mínima (90 ó 180 días en un período de siete años), se incrementará en proporción inversa a la existente entre la jornada efectuada por el solicitante y la jornada habitual en la actividad que corresponda, y exclusivamente en relación con los períodos que, durante dicho periodo temporal, se hubiera realizado una jornada inferior a la habitual.

b) La base reguladora de las pensiones respecto de los trabajadores a tiempo parcial se determina conforme a las siguientes reglas:

1.- Incapacidad permanente, jubilación,  muerte y supervivencia, derivadas de contingencias comunes: se aplican las normas establecidas con carácter general para el cálculo de la base reguladora.

2.- La integración de lagunas (períodos durante los que no ha habido obligación de cotizar) para las pensiones de jubilación e incapacidad permanente derivada de enfermedad común se lleva a cabo con la base mínima de cotización de entre las aplicables en cada momento, correspondientes al número de horas contratadas en la fecha en que se interrumpió o extinguió la obligación de cotizar.

3.- Jubilación e incapacidad permanente derivada de contingencias comunes: para determinar la cuantía de las pensiones se procederá a realizar las siguientes operaciones: el número de días que resulten efectivamente cotizados se incrementará con la aplicación del coeficiente 1,5, sin que el número de días resultante pueda ser superior al período de alta a tiempo parcial. La base reguladora se determina conforme a la escala general prevista en el art. 210 del TRLGSS, con la única excepción, de que cuando el interesado no acredite el período de mínimo de cotización de 15 años, computando a tales efectos los días a tiempo completo y los días a tiempo parcial incrementados estos últimos con el coeficiente del 1,5, el porcentaje que se aplica a la base reguladora será el equivalente al que resulte de aplicar a 50 el porcentaje que represente el período de cotización acreditado por el trabajador sobre quince años.

4.- Prestaciones derivadas de riesgo profesional, cuando no se trabaje todos los días de la semana o se trate de jornada irregular, el salario diario será el que resulte de dividir entre siete o treinta el semanal o mensual pactado en función de la distribución de las horas de trabajo concretadas en el contrato para cada uno de esos períodos. En caso de trabajador de fijo-discontinuo, el salario diario no viene referido a una anualidad completa, sino que será el resultado de dividir, entre el número de días naturales de campaña transcurridos hasta la fecha del hecho causante, los salarios percibidos por el trabajador en el mismo período. Debe tenerse en cuenta además que cuando existan complementos salariales, la suma de los percibidos por el trabajador en el año anterior al del hecho causante se dividirá por el número de horas efectivamente trabajadas en ese período. El resultado obtenido se multiplicará por el coeficiente de proporcionalidad existente entre la jornada habitual de la actividad de que se trate y la que se recoja en el contrato.

5.- Incapacidad temporal: la base reguladora diaria se obtiene dividiendo las sumas de las bases de cotización a tiempo parcial acreditadas desde la última baja laboral, con un máximo de tres meses inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante, entre el número de días naturales comprendidos en tal período. El subsidio se abona durante los días naturales en los que el trabajador permanezca en situación de incapacidad temporal.

6.- Maternidad y paternidad: la base reguladora diaria se calcula mediante la división entre 365 de la suma de las bases de cotización acreditadas en la empresa durante el año anterior al hecho causante. Si la antigüedad del trabajador en la empresa es inferior al año, la base reguladora se obtendrá dividiendo la suma de las bases de cotización acreditadas entre el número de días naturales a que correspondan

7.- Riesgo durante el embarazo: la base reguladora diaria se calcula mediante la división de la suma de las bases de cotización acreditadas en la empresa durante los tres meses inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante entre el número de días naturales comprendidos en dicho periodo. De ser menor la antigüedad de la trabajadora en la empresa, la base reguladora será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización acreditadas entre el número de días naturales a que éstas correspondan efectivamente

8.- Cuidado de menores afectados de cáncer u otras enfermedades graves: la base reguladora se obtiene dividendo el importe de las bases de cotización de los tres meses anteriores a la fecha de inicio de la reducción de la jornada entre el número de días naturales de dicho período. A la base así obtenida se le aplica el porcentaje de reducción de jornada que corresponda. No obstante, si la persona trabajadora ostenta una antigüedad inferior, la base se obtendrá dividiendo la suma de las bases de cotización acreditadas entre el número de días naturales comprendidos en dicho período. Debe tenerse en cuenta que la prestación por la contingencia de cuidado de menor por enfermedad grave no se devenga si la duración efectiva de la jornada a tiempo parcial es igual o inferior al 25 por 100 de la jornada de trabajo de una persona a tiempo completo comparable. Si se realizan dos o más trabajos a tiempo parcial se suman las jornadas efectivas de trabajo a efectos de determinar el límite anterior

Ir a EJEMPLOS